ballenas
¿Sabes dónde viven las ballenas? ¿Cuánto pesan? ¿Cuánto miden? ¿Es cierto que cantan? ¿Qué comen? ¿Cómo duermen? En este artículo hemos incluido los datos más interesantes sobre las ballenas y su entorno. ¡No te pierdas estas curiosidades! 

 

¿Cuánto sabes sobre las ballenas?

ballena1

Una ballena jorobada nada frente a la Antártida. Esta especie se encontraba entre los cientos de ballenas observadas alimentándose frente a la isla Coronación, al norte de la península Antártica, en 2022.FOTOGRAFÍA DE JORDI CHIAS, NATURE PICTURE LIBRARY

 

Las ballenas son criaturas increíbles. Son mamíferos enormes que viven en todos los océanos del planeta, y que, a pesar de tener forma de pez, respiran por los pulmones. Emily Cunningham, bióloga marina y administradora de la Marine Conservation Society, contaba a National Geographic en 2021 que las personas suelen «creer que las ballenas son una especie de pez, y eso no es cierto en absoluto».

Igual que los humanos respiramos por la nariz y la boca, las ballenas tienen un espiráculo sobre la cabeza. «como un orificio nasal», afirma Cunningham. Aunque no es igual que la nariz, por ahí es por donde inhalan y exhalan.

Las ballenas no expulsan agua por los espiráculos,

lo que expulsan es aire. Normalmente se representa como un chorro de agua pero «lo que realmente vemos es el aliento de la ballena» aclaraba para National Geographic Pippa Garrard, la directora de educación del Hebridean Whale and Dolphin Trust.

La equivocada idea de que es agua lo que expulsan por el espiráculo puede ser perjudicial al encontrar una ballena varada y con toda la buena intención, pero desde el desconocimiento, las personas que intentan salvarla echan agua directamente al espiráculo pensando que la ballena es un pez y hay que mantenerlo lleno de agua contaba Dan Jarvis, del British Divers Marine LifeRescue.

Algunas ballenas, como los cachalotes, duermen en posición vertical, con la cabeza hacia arriba y con un ojo abierto, ya que la mitad del cerebro permanece en modo alerta para recordar que cada cierto tiempo deben salir a respirar.

Como todo mamífero, las ballenas alimentan a sus crías con leche, tienen la sangre caliente y hasta cuentan con un poco de pelo.

Junto a los delfines y las marsopas, son unos de los pocos grupos de mamíferos marinos. Las muchas especies de ballenas, y en concreto la ballena azul no solo es grande sino que corresponde con el animal más grande que existe actualmente en la faz de la tierra, midiendo hasta 30 metros y pesando hasta 200 toneladas.

Imagina por un momento un animal de varios pisos de altura, con una lengua del tamaño de un elefante y un corazón equivalente al tamaño del coche que conduces.

Mover ese peso y tamaño sería imposible en un medio terrestre, pero gracias al agua, estos animales pueden vivir y llegar a nadar a una velocidad de 32 kilómetros por hora.

Además, las ballenas tienen una capa de grasa que les permite vivir en aguas frías y templadas. Desde las frías aguas polares hasta las aguas más tropicales, estos animales han conseguido adaptarse a todo tipo de hábitats, con una vida promedio de entre 60-90 años, e incluso se han registrado ejemplares de más de 200 años.

 

¿Cómo se comunican las ballenas?

Algunas especies de ballenas nadan en grupo y son muy sociables, aunque generalmente viajan en solitario o en pareja. Además de su presencia en el cine, el comportamiento de las ballenas llama muchísimo la atención, y es que presentan un gran sentido de la generosidad con otros seres vivos, adoptando animales que han sido heridos o abandonados con el objetivo de cuidarlos.

Otro dato curioso sobre las ballenas es que son uno de los animales más ruidosos del planeta, superando en decibelios a un motor a reacción.

Se comunican entre ellas por medio de mensajes de pulsos y gemidos que pueden ser oídos a distancias enormes (¡de hasta a 1000 kilómetros!).

¡Pero no debemos confundirlo con los famosos cantos de ballenas! No todas las ballenas cantan.

Los cetáceos dentados (los cachalotes, los calderones y las belugas) utilizan el sonido para la ecolocalización, pero no cantan. Según National Geographic “El canto de las ballenas está documentado en las ballenas barbadas, como las jorobadas, los rorcuales comunes, las ballenas azules y las ballenas de Groenlandia. Cómo producen estos ruidos es un misterio, porque no tienen cuerdas vocales.”

Al parecer solo las ballenas barbadas macho cantan pero se desconoce si las hembras son capaces de generar estos cantos, se cree que los machos cantan como una forma de reproducción para atraer a las hembras.

Los machos aprenden a cantar de otras ballenas y cada población tiene cantos diferentes. Esto permite a los investigadores identificar poblaciones específicas, como por ejemplo en 2020, cuando se descubrió de esta manera una nueva población de ballenas azules en el océano Índico.

 

 

¿Qué comen las ballenas?

ballenas orca 2

Para empezar, debemos diferenciar dos estilos de alimentación muy distintos en las ballenas.  

Por un lado, encontramos ballenas dentadas (aquellas que tienen dientes que usan para cazar y arrancar trozos de presa muy grandes, como leones marinos y peces de grandes dimensiones).

Ejemplos de este tipo de ballenas son las orcas, las ballenas belugas, las ballenas narval, las piloto y los cachalotes.

 

ballena barbada

 

Por otro lado, las ballenas con barbas o ballenas barbadas utilizan un mecanismo muy peculiar e interesante. Al carecer de dientes, deben alimentarse de animales mucho más pequeños.

Absorben cantidades enormes de agua y con la ayuda de sus grandes barbas, al expulsar el líquido, dejan grandes cantidades de krill (una variedad de moluscos y crustáceos) y plancton atrapados en el interior de su boca para poder ingerirlo después.

Cada una de estas bocanadas suponen un gran esfuerzo, con lo que las ballenas cuentan con un mecanismo para controlar con exactitud el movimiento de su boca, engullendo de golpe hasta 10 kilos de alimento.

Las ballenas barbadas suelen ser generalmente más grandes que las dentadas, Algunos ejemplos son la ballena azul, la ballena boreal, el rorcual común y la ballena franca.

 

LAS BALLENAS Y SU PAPEL PARA COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Las ballenas desempeñan un papel importantísimo que tal vez no conocías en la lucha contra la crisis climática. Durante su vida, almacenan enormes cantidades de CO2 que al morir se llevan en su cuerpo al fondo del océano, en la mayoría de los casos, durante siglos o incluso milenios.

Un  estudio realizado por varios investigadores de la Escuela de Ciencias marinas de Maine cuantificó en 30.000 las toneladas de CO2 que se llevan a las profundidades del mar cada año hasta ocho tipos diferentes de ballenas. 

Según el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), cada árbol en el mundo absorbe de media hasta 21 kg de CO2, mientras que cada gran ballena secuestra 33 toneladas de CO2 en promedio, lo que son 33.000 kg. Es decir que una sola ballena secuestra el mismo CO2 que unos 1.500 árboles. 

Según ballenas.org sus heces ricas en hierro, nitrógeno y otros nutrientes, actúan como fertilizante para pequeñas algas como el fitoplancton que no solo aportan casi el 50% de todo el oxígeno a nuestra atmósfera, sino que también ayudan a capturar carbono. Además son el principal alimento de crustáceos como el kril, que a su vez es alimento de otras especies de peces, aves y mamíferos marinos, incluidas las propias ballenas.

Las ballenas y la crisis de contaminación por plásticos

ballena plásticos

Representación de una ballena gigante ahogándose con plásticos participando en el carnaval de Italia para recordarnos la importancia de detener la contaminación plástica

Sin embargo, a pesar de todos los beneficios que las ballenas nos aportan el ser humano lleva siglos poniendo en riesgo su supervivencia.

Durante los siglos XIX y XX, la caza amenazó a gran cantidad de comunidades de ballenas, desde 1986 la caza comercial de ballenas está prohibida, lo que permitió la recuperación, en parte, de algunas poblaciones de casi su extinción.

Sin embargo, a día de hoy, la caza de ballenas ha sido reemplazada por otras amenazas provocadas por el hombre, como la captura accidental en redes de pesca, el ruido oceánico u otras formas de degradación del hábitat.

Según un informe de Greenpeace de 2018 más de la mitad de las especies de ballenas y delfines han ingerido plástico. Esa investigación también asegura que el 83% de las ballenas muestreadas se habían enredado en aparejos al menos una vez, y en un 60% al menos una segunda vez.

Por su lado, WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza, organización no gubernamental que se encarga de la conservación del medio ambiente)​, explica que la contaminación por plásticos de los océanos daña la vida marina de dos maneras: por ingestión y por enredos.

Uno de los tipos de contaminación marina por plásticos más dañinos son las artes de pesca abandonadas, perdidas o desechadas, comúnmente conocidas como «redes fantasma». Cada año, 300.000 ballenas, delfines y marsopas se enredan accidentalmente en las redes y palangres y mueren lenta y dolorosamente por asfixia, inanición o agotamiento.

CASOS REALES

CASO 1

Como la agridulce historia que vivieron los pasajeros a bordo del National Geographic, Endurance, se toparon con la mayor congregación de ballenas barbadas vista en más de un siglo.

Entre 830 y 1153 rorcuales comunes, junto con un puñado de ballenas jorobadas y azules. Todas ellas reunidas para darse un buen festín de una densa mancha de krill frente a la isla Coronación, al norte de la península Antártica.

“Científicos de la Universidad de Stanford afirman que esta reunión masiva puede ser la mayor vista desde que se puso fin su caza industrial»

 

«Hace poco más de 100 años, ver algo así probablemente no habría sido tan raro», afirma Matthew Savoca, ecólogo marino de Stanford

Pero las personas también tienen apetito de krill y pescan cientos de miles de toneladas de ellos. Tanto para su uso en suplementos dietéticos como para alimento de peces de piscifactoría. La euforia que sintieron al ver tantas ballenas se vio «algo empañada cuando se dieron cuenta de que los barcos pesqueros estaban faenando al lado«.

Advierten en el estudio que, a medida que aumente el número de ballenas, también lo harán los enfrentamientos con la industria pesquera del krill. A menos que se tomen más medidas.

CASO 2

Un caso similar es el que relataban para National Geographic los científicos que recientemente han descubierto una nueva especie de ballena, la ballena de Rice o rorcual de Rice (Balaenoptera ricei), antes considerada una subespecie de la ballena de Bryde.

Esta  emocionante noticia vino acompañada de un anuncio mucho más triste ya que resultan estar en peligro crítico de extinción. Según las mejores estimaciones de los investigadores, sólo quedan 51 ballenas, lo que las convierte en uno de los mamíferos marinos más raros del mundo.

 

BALLENA 4

Una ballena de Rice (Balaenoptera ricei), antes llamada ballena de Bryde del Golfo de México, nada justo bajo la superficie en el Golfo de México. FOTOGRAFÍA DE NOAA FISHERIES

Con su hábitat principal justo en medio de un corredor marítimo muy transitado viven bajo la amenaza constante de ser agredidas. Ya sea por colisiones con embarcaciones, actividades de entrenamiento militar, prospecciones de petróleo y gas, y contaminación ambiental.

Desde Gravity Wave trabajamos cada día para restablecer el entorno marino de nuestras queridas aliadas, las ballenas. Cada kg de redes y artes de pesca que revalorizamos evita que acaben dañando a los entornos marinos y las especies que lo habitan. Si quieres saber más sobre nuestra labor aquí te lo contamos.

Quizás aprender más sobre ellos nos ayude a entender que no deben ser los únicos que muestran consideración con otras especies. La preservación de su medio ambiente natural es hoy más importante que nunca. 

También puede interesarte nuestro artículo del blog sobre: ¿CÓMO LLEGA EL PLÁSTICO AL MAR? ¿SE PUEDE DETENER?

Comments

  • 27 agosto 2020
    reply

    Íñigo Vélaz Ballesteros

    Amazing

    • 27 agosto 2020
      reply

      Gravity Wave

      ¡Gracias! 🙂

    • 27 agosto 2020
      reply

      Alejandra

      Gracias Iñigo

  • 5 septiembre 2020
    reply

    Eduardo Casís

    Muy interesante! No sabía algunas cosas sobre las ballenas! Genial! Gracias!

    • 6 septiembre 2020
      reply

      Gravity Wave

      Es una especie maravillosa y llena de curiosidades, ¡gracias por tu comentario Eduardo!

LEAVE A COMMENT

Top