La acumulación de plástico en el mar es una situación muy preocupante. Este material está acabando con la vida de nuestros océanos. Su verdadera solución depende de las decisiones firmes que adopten los gobiernos para detener su producción, a pesar de que esto es algo un poco complicado, ya que el plástico se utiliza para fabricar muchos productos de uso diario.

 

En nuestro post anterior, hablamos sobre el plástico y su historia, y sobre cómo este material de mil usos ha creado un cuarto reino ilimitado, el cual no ha parado de crecer desde que se inventó. Cada día producimos y usamos más y más objetos de plástico, incrementando la curva de contaminación y aumentando los efectos negativos de este material en el mar.

 

Hay imágenes que dan la vuelta al mundo, como fotos de desperdicios plásticos flotando en el agua. Aquí parece que existe un problema de asociación, en el que nos cuesta conectar esta imagen con el plástico que compramos y usamos cada día.

Y de manera bidireccional, cuando usamos una pajita, una bolsa o un envase, tampoco solemos imaginar que acaba formando parte de los océanos, o en el estómago de una ballena y contribuyendo a la muerte de especies marinas.

 

PLASTICO DEL MAR

 

 

Así ES LA ENTRADA DE PLÁSTICOS EN EL MAR…

 

Aunque es probable que vivas a kilómetros de la costa más cercana, el plástico que usas acaba recorriendo un largo viaje que acaba casi siempre en el agua. Podrás imaginarte alguna de las consecuencias que esto supone, pero quédate con estas cifras.

Solamente el 9% del plástico producido y consumido en la historia se ha reciclado. El 12% se ha incinerado. Y la mayor parte: el 79% restante se encuentra en vertederos y en el medio ambiente.

Esta última cifra supone toneladas inimaginables de plástico. Cada minuto tiramos un camión repleto de basura al mar. Cada año más de un millón de aves y más de 100.000 especies marinas mueren como consecuencia de los plásticos que llegan a los océanos.

Y aunque parezca que el plástico flote y sea fácilmente visible, tan solo el 1% de todo el plástico en el mar se encuentra en la superficie. La mayoría de los plásticos acaban en el fondo marino, llegando a alcanzar los 10.000 metros de profundidad.

Factores como el tráfico marítimo, la suciedad en las playas, la piscicultura y la pesca causan contaminación plástica en nuestras aguas, pero ¿de dónde sale toda esta basura y cómo acaba a la deriva en el mar?

 

contaminación plastico

 

 

Gran parte de los restos plásticos comienzan su viaje en tierra, en nuestros cubos de basura o desde vertederos. Otro gran porcentaje de basura marina procede del desecho que las instalaciones industriales y energéticas arrojan al mar de forma deliberada.

También encontramos plástico en el mar procedente de vertidos tanto accidentales como no accidentales desde barcos, estaciones depuradoras y plantas de tratamiento de aguas residuales, algunas de las cuales no cuentan con métodos efectivos de filtración de microplásticos.

 

Además, los ríos, y en concreto los más grandes y contaminados, arrastran cada año entre 1 y 2,5 millones de toneladas de plástico.

Además del microplástico que llega inicialmente al mar, factores como el viento y las olas también erosionan pedazos de plástico hasta convertirlos en pequeños fragmentos de menos de 5mm que quedan atrapados en corrientes marinas rotativas o giros océanicos, formando islas de basura flotante

 

 

¿Cómo podemos ayudar a que los plásticos no lleguen al mar?

De manera individual podemos evitar que el plástico llegue al mar tomando algunas medidas bastante sencillas en casa.  

  • Lo primero es prestar atención a lo que compramos y tratar de adquirir productos que sean reutilizables. No se debe comprar plásticos que sean de un solo uso como cubiertos platos o vasos desechables. En su caso, podemos optar por cubiertos de madera. 
  • Para realizar las compras en el supermercado podemos utilizar bolsas de tela o ecológicas, así evitamos que estas bolsas terminen en la basura y contaminen el ambiente.  
  • Si comes chicle no lo tires al suelo ni mucho menos al mar. Cuando vayas a la playa recoge tu basura y deposítala en un contenedor.  
  • Evita comprar envases de plástico para almacenar alimentos. Puedes utilizar recipientes de vidrio o de acero que además son más fáciles de limpiar. 
  • Promueve jornadas de reciclaje en tu comunidad. Evitar que el plástico llegue a las aguas es tarea de todos. Impulsa esta actividad y apóyate en otras personas para que se pueda desechar el plástico de manera correcta y de manera de que las empresas de reciclaje de plástico puedan usar esa materia nuevamente para la fabricación de otros productos. 
  • Exigir regulaciones para una gestión eficiente de residuos plásticos tanto en las ciudades como en los puertos donde la actividad pesquera genera redes de pesca. 

Como verás hay varias formas de lidiar con el plástico en el mar y todos podemos colaborar para solucionar este problema. Las empresas sociales como Gravity Wave trabajan día a día para crear concienciación ambiental y formular diferentes alternativas para lograr océanos más limpios. 

 

Hay otras acciones que se pueden realizar para recoger y eliminar el plástico, estas son algunas de ellas: 

Disminuir las producciones de materiales hechos de plástico

Para atacar el problema de la acumulación de plástico en los océanos en primer lugar, hay que reducir de manera inmediata su uso. Aquellos productos de plástico que sean de un solo uso deben desaparecer y sustituirse por otras alternativas. Ya hay algunas acciones que se están tomando al respecto, como la utilización de bolsas de telas para hacer las compras de alimentos. 

Subir los impuestos de los plásticos contaminantes

Otra de las soluciones podría ser la imposición de un impuesto sobre los plásticos que sean más contaminantes. Esta medida reduciría la producción de plástico de alto costo para sustituirlo por otro material que sea más sostenible. Recordemos que el plástico es muy dañino y tiene repercusiones importantes con respecto al cambio climático.

Imponer medidas de seguridad más estrictas

La falta de supervisión y de normas que realmente sancionen a las empresas involucradas en la contaminación de las aguas debe resolverse. Hay que mejorar los sistemas de almacenamiento de los residuos e imponer sanciones para evitar que el plástico ingrese al mar. 

Realizar programas informativos acerca de la importancia del reciclaje

No todos los plásticos se pueden reciclar y hay que educar a las personas adecuadamente acerca de esto. Se deben maximizar los esfuerzos y continuar con los programas informativos acerca de la importancia de ser más sostenible no solamente en el hogar sino también en el ámbito empresarial. 

Buscar soluciones que ayuden a eliminar las partículas de plástico 

En el año 2016 se descubrió la Ideonella sakaiensis 201-F6 que es una bacteria capaz de digerir el polietileno tereftalato el cual se usa para la fabricación de botellas de plástico de un solo uso. Se debe seguir trabajando para desarrollar otras soluciones para que el reciclaje sea más efectivo.

 

 

Como verás hay varias formas de lidiar con el plástico en el mar y todos podemos colaborar para solucionar este problema. Las empresas sociales como Gravity Wave trabajan día a día para crear concienciación ambiental y formular diferentes alternativas para lograr océanos más limpios.

 

Síguenos en nuestras redes para saber más sobre nosotros 🌊

 

Web: https://www.thegravitywave.com

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/grav...

Instagram: https://www.instagram.com/thegravityw...

 

 

 

LEAVE A COMMENT

es_ESSpanish
X