• No products in the cart.
  • No products in the cart.
el plástico y las ballenas

En el artículo anterior que publicamos de: Todo sobre las ballenas, enumeramos un sinfín de curiosidades sobre las ballenas y todo aquello que las convierte en animales increíbles. La manera en la que se comunican, sus 30 millones de años de existencia en el planeta, su tamaño e historia evolutiva las hace realmente únicas y especiales.

 

¿Cómo afecta el plástico a las ballenas?

Hoy, queremos contarte un poquito sobre la otra cara de la moneda. Una cara no tan maravillosa, que presenta un futuro bastante menos longevo y esperanzador para los uno de los animales más grandes y antiguos del mundo. Queremos acercarte a la realidad con la que las ballenas se enfrentan a diario. ¿Sabes exactamente qué ocurre con los residuos que tiramos en su hogar y cómo les afecta?

 

 

plastico y ballenas

 

 

Los océanos, considerados el tercer pulmón del planeta, reciben cada año entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico, una cifra que supera el peso de todos los ejemplares de ballena azul que existen actualmente. Y un informe de la Unesco calcula que para el 2050, la basura en los océanos superará el peso de todas las criaturas marinas.

 

 

 

 

“Solo un 9% de los residuos se reciclan”

Si echas un vistazo a tu alrededor, encontrarás muchas variedades de plástico y residuos que no siempre acaban reciclándose correctamente. En concreto, tan solo el 9% de los desperdicios producidos en el mundo se reciclan. Lo que significa que 91 de cada 100 residuos, envases, bolsas, paquetes, botellas, pajitas, y trocitos de plástico minúsculo (al que damos una importancia tan pequeña como su tamaño) acaban en el mar, flotando entre 150 y 1000 años. Con el tiempo, todos estos residuos acaban cubriéndose de algas y otras especies que desprenden un olor similar al pescado y el kril.

Este proceso de acumulación de algas, plantas, pequeños animales y microbios en superficies húmedas (en este caso, en plásticos) se llama bioincrustación, y supone una trampa mortífera para millones de animales.

 

 

 

ballenas

 

 

 

Los animales marinos se sienten atraídos por los plásticos

Aunque intentaran evitarlo, sería muy difícil que las ballenas dejaran de comer plástico, porque hemos creado un hábitat atestado de residuos, los cuales rodean a estos animales constantemente. Y, por si fuera poco, tanto las ballenas, como las aves y tortugas marinas, además de otras especies, acaban sintiéndose atraídas por muchos desechos plásticos.

En ocasiones por su aspecto (confundiendo bolsas por medusas) y otras veces, como hemos mencionado, también por su aroma. Esta trampa olfativa causa que las ballenas y otras muchas especies, mezclen su alimento con plástico, y acaben llenando sus estómagos de residuos dañinos y en muchos casos mortales.

 

 

 

plásticos en el mar

 

Los plásticos acumulados en el tracto digestivo no pueden digerirse y acaban creando una sensación de saciedad que produce que la ballena deje de comer, se debilite y, aunque en ocasiones no cause su muerte directa, definitivamente merma su tiempo y calidad de vida. Además, las toxinas generadas por el plástico afectan el sistema nervioso, el metabolismo y las funciones hormonales y reproductivas de las ballenas.

 

 

ballenas y plásticos

 

Reivindiquemos la lucha contra los plásticos, especialmente los de un solo uso. Los consumidores tenemos la clave para poder cambiar esta realidad. Déjanos tus comentarios  y dinos cuál es tu opinión al respecto.

Si quieres saber más sobre cómo reducir el consumo de plástico y ser más sostenible, no te pierdas nuestro artículo en el blog sobre SOSTENIBILIDAD DESDE CASA.

Echa un vistazo a los productos reciclados que ofrecemos en nuestra página web 🙂

Déjanos en los comentarios tu opinión con respecto al plástico.

 

LEAVE A COMMENT

X